Parole officer, ampliaron la probation (?)


El art. 76 bis del Código Penal, establece lo siguiente: El imputado de un delito de acción pública reprimido con pena de reclusión o prisión cuyo máximo no exceda de tres años, podrá solicitar la suspensión del juicio a prueba. En los casos de concurso de delitos, el imputado también podrá solicitar la suspensión del juicio a prueba si el máximo de la pena de reclusión o prisión aplicable no excediese de tres años.
Al presentar la solicitud, el imputado deberá ofrecer hacerse cargo de la reparación del daño en la medida de lo posible, sin que ello implique confesión ni reconocimiento de la responsabilidad civil correspondiente. El juez decidirá sobre la razonabilidad del ofrecimiento en resolución fundada. La parte damnificada podrá aceptar o no la reparación ofrecida, y en este último caso, si la realización del juicio se suspendiere, tendrá habilitada la acción civil correspondiente. Si las circunstancias del caso permitieran dejar en suspenso el cumplimiento de la condena aplicable, y hubiese consentimiento del fiscal, el tribunal podrá suspender la realización del juicio.
Siempre creimos (?) que el art. 76 bis comprende dos grupos de delitos, un primero que encierra a aquellos que tienen prevista una pena de reclusión o prisión cuyo máximo no supera los tres años (párrafos 1° y 2°), y un segundo que comprende a delitos -no incluidos en el primer grupo- que, previendo la ley penal un máximo de pena superior a los tres años de privación de libertad, permiten el dictado de una condena cuyo cumplimiento puede dejarse en suspenso de acuerdo al art. 26 del Código Penal (párrafo 4°).
La Corte Suprema de Justicia Nacional, en la causa “Acosta, Alejandro Esteban”, de fecha Abril 23 de 2008, por primera vez desde la instauración de la probation, se pronunció en el mismo sentido que nosotros (?), terminando con una polémica que comenzó con la sanción misma de la ley.
El lector pensará, pasando por alto el barrileteo del párrafo anterior (?), que la ley de probation debe ser de este año o de fines del año pasado. Pues no, la ley 24.316 -que incorporó al Código Penal la probation- fue publicada en el Boletín Oficial el 19/5/1994. Y nuestro mas Alto Tribunal sentenció por primera vez al respecto catorce años después. La celeridad de la Justicia es consustancial a nuestro país (?)

Anuncios