Antifaschistischer Schutzwall (?)

Berlinermauer

Los comunistas de Alemania del Este llamaban al Muro de Berlín: “Muro de protección antifascista” (“Antifaschistischer Schutzwall” en alemán). Sostenían, con particularísima visión de la realidad, que la pared los protegía contra la inmigración, la infiltración, el espionaje, el sabotaje y el contrabando. O sea, con esa afirmación, formulaban una clara proyección psicológica en Occidente de lo que ellos mismos como comunistas hacían.

De haber vivido en Alemania del Este en esa época, pisando la Berlin occidental y capitalista, se hubiera sentido parecido a muchos extranjeros en la Argentina de hoy. En Berlín occidental se podía comprar, en el mercado negro (ese mercado que nace al amparo de las prohibiciones) alimentos y bienes de consumo de lujo. ¿Cual era el tipo de cambio? Por 1 marco alemán del Este, te daban 4 marcos alemanes del Oeste capitalista. Esa era una forma encubierta de Occidente de boicotear el comunismo.

Desde el 1 de junio de 1962 no se pudo entrar a la Alemania comunista desde Berlín Oeste. El muró duró hasta un día como hoy, pero de hace 20 años. Cuando la propia gente derribó el Muro ese histórico día de 1989, los bares de Berlín Occidental regalaron cerveza a todos los que por allí bullían. Festejaban, ni mas ni menos, el hecho histórico mas importante del siglo XX: ¡la incontestable caída del comunismo! ¡Salud Alemania Occidental!

Anuncios