Es urgente la reforma del Código Penal argentino para incorporar los delitos derivados del uso de nuevas tecnologías

La sanción de la ley 26.388 hace un bienio creó los delitos informáticos, hasta entonces no tipificados en nuestra legislación. Luego de la sanción de esa ley, se produjo la explosión de los blogs, de twitter y facebook. Luego, la tecnología se desarrolla mucho mas rápido que la legislación. Por lo tanto, una técnica legislativa inteligente aconseja la creación de figuras delictivas que puedan conservar vigencia tecnológica mas allá de un quinquenio. En tal sentido, por ejemplo, Argentina carece de una norma que tipifique como delito a la violación de la intimidad, en cualquiera de sus formas. Eso sería un buen comienzo como medida criminal (una especia de figura genérica), porque de esa forma se dará sanción a la gran mayoría de los nuevos delitos tecnológicos que hoy quedan impunes porque no encajan en ninguna de la figuas penales vigentes. Por eso, esperamos que nuestros legisladores estén a la altura de los tiempos que corren y sancionen las leyes de protección de los usuarios de nuevas tecnologías con la celeridad que la coyuntura del siglo XXI demanda.

Anuncios