Cerebros judiciales crioconservados (?)

Dentro del marco del Expte n° 94282/2008, la Sala J de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, con el voto de la vocal preopinante Dra. Marta del Rosario Mattera (conocida en el fuero de familia de la Capital por su falta de apego a las normas éticas en el ejercicio de la magistratura) accedió a la medida cautelar solicitada por una mujer separada de hecho de su marido, para que le implanten los embriones crioconservados en contra del la voluntad de su ex marido.
El fallo es una enormidad jurídica para cualquier observador razonable. Porque da primacía a la voluntad de la madre, por sobre la negativa del padre. Porque da mas importancia a un contrato previo (el celebrado por los entonces cónyuges con Instituto de Ginecología y Fertilidad –IFER-) y postegó la voluntad actual del progenitor varón de NO QUERER SER PADRE, hecho que linda con el fascismo.
La única cuestión que presenta alguna duda es lo atingente al derecho a la vida de los embriones. En esa cuestión, estamos sin ambages, a favor de la vida de los embriones. Empero esa viabilidad vital de los mismos no es incompatible con el respeto de la voluntad del padre. Verbigracia, se podrían implantar en una pareja infertil. Mas entendemos que no corresponde que se implanten en la ex mujer de hombre que no quiere que su simiente germine en el vientre de la mujer que no soporta. Una vez mas, la Justicia cierra los ojos ante cuestiones de evidente sentido común. ¡Por eso, nuestro Poder Judicial tiene los índices de aprobación popular de republiquetas africanas! (?)

Anuncios